Games Industry considera que Kinect está "muerto" tras separarse del pack con Xbox One


En un extenso artículo de opinión publicado esta semana por Games Industry, se apunta a la posibilidad de que la decisión de separar oficialmente Kinect de Xbox One acabe con la oportunidad de que el periférico vuelva a convertirse en un éxito.

El artículo, titulado "Kinect's dead, no matter what Phil says", viene a recordar que pese a las recientes palabras de Phyl Spencer en el pasado E3 en las que hacía hincapié en que Kinect continuaría vendiendo bien por separado y que continuaría siendo una parte importante del conjunto Xbox, el apoyo por parte de la industria a esta tecnología no ha sido ni será el suficiente.

La web alaba la decisión de separar el periférico de la consola ya que considera que era un error desde el principio. Kinect elevaba el precio de Xbox One muy por encima del de Playstation 4, aún teniendo un hardware inferior y al estar tan integrado en el propio sistema requería además un 10% de la potencia de la consola, la cual ha podido recientemente ser liberada para el desarrollo de juegos como consecuencia de la no obligatoriedad del periférico.

Además, GI apunta también a la escasez de títulos que realmente aprovecharan Kinect tanto en el pasado como a partir del último E3, y al hecho de que no aportaba nada revolucionario que no pudiera verse en PS4. La web considera que una vez apartada la idea de Kinect, Microsoft debería apostar por nuevas exclusivas o servicios que ayudaran a volver a vender mejor el producto Xbox.

Por último compara la situación de Microsoft con Kinect y Xbox One con la de Nintendo y el Gamepad de Wii U. A diferencia de la compañía estadounidense, Nintendo no ha querido o no ha sido capaz de retirar el Gamepad del pack de Wii U, pero sin embargo, en esta consola Games Industry si ve esfuerzos por aprovechar el verdadero potencial del periférico por lo que se ha visto en el pasado E3.

Pese al alarmismo del artículo, cabe recordar que antes de separarse de la consola se han vendido entre 4 y 5 millones de dispositivos Kinect, una cifra nada despreciable para un periférico que ahora pasa a ser opcional. También resulta difícil estimar si las ventas de Kinect han descendido considerablemente a raíz de dicha decisión hasta que se conozcan nuevos datos oficiales por parte de Microsoft o consultoras como NPD. De momento tendremos que esperar unos meses para extraer conclusiones.

Comentarios