Juegos On Top

14 de febrero de 2015

Secciones: , , , , , , , , , , ,

Opinión | Las razones que han llevado al declive de la saga Sonic

14 de febrero de 2015


Esta semana conocíamos el triste dato de que la saga Sonic había tocado fondo con Sonic Boom, la última entrega lanzada en Wii U y Nintendo 3DS, vendiendo unas 490.000 copias, y convirtiéndose así en la menos vendida de su historia.

La crítica tampoco ha apoyado a la última aventura del erizo con medias que se sitúan entre el 30 y el 45 sobre 100. En Juegos On Top nos hemos preguntado qué razones son las que han llevado a una saga tan popular como esta a una situación crítica.



Sonic, un icono sin rumbo: a diferencia de Mario, cuya imagen como icono de los videojuegos está claramente definida y ha sabido aprovechar su potencial nostálgico para mantenerse, Sonic ha perdido gran parte del atractivo que le llevó al éxito en los 90.

La irregular situación de SEGA y de la propia saga ha manchado considerablemente la imagen de un personaje que ha tratado de renovarse y reinventarse en demasiadas ocasiones sin conseguir recuperar el brillo de antaño.

Sonic Boom ha sido el último intento por reinventar al personaje, el cual no ha estado exento de críticas y mofas. Finalmente, su futuro bajo esta línea más allá de su serie de TV es incierto, dado que el recién anunciado Sonic Runners podría recurrir a la versión habitual del personaje.





Sobreexplotación y calidad irregular: la saga Sonic se ha caracterizado por innumberables secuelas, spin offs, subsagas, rediseños, etc. que han terminado por cansar y desorientar al público. SEGA abandonó subsagas de éxito como Sonic Adventure para comenzar otras como Unleashed, Heroes, Riders, Generations, Colors, The Hedgehog 4... y empezó a explotar las entregas clásicas así como a llevar al personaje a otros spin-offs como Mario & Sonic o SEGA All-Stars Racing.

Todo ello podría no estar mal si no fuese por la calidad irregular que presentaban todas estas secuelas, dando la impresión de que muchos de ellos eran productos hechos con prisas con el fin de obtener rápidos beneficios. Después de todo, Mario ha sufrido una explotación similar en el caso de Nintendo, pero la compañía ha conseguido establecer un orden claro en sus sagas y la calidad de cada entrega resulta incuestionable.



Oportunidades desaprovechadas: Sonic ha vivido varias oportunidades de revivir su éxito y creemos que algunas de ellas han sido un tanto desaprovechadas. Una que consideramos esencial ha sido la de la posibilidad de cruzarse con Mario.

Si bien es cierto que es innegable que sus juegos basados en los Juegos Olímpicos han sido un éxito comercial, en nuestra opinión lo han sido fundamentalmente porque todo lo que llevara la palabra Mario en la generación Wii era sinónimo de ventas millonarias. 

Nos parece una oportunidad perdida porque era el momento clave para que Sonic se beneficiara del tirón que sí mantenía Mario en un juego que combinara la jugabilidad y los universos de ambos, algo que seguro hubiera resultado difícil pero que podría haber sido verdaderamente histórico.

Incluso, si se hubiese querido apostar por un juego tipo "party", cualquier cosa en la que se hiciera énfasis en el encuentro de los dos míticos rivales y sus icónicos mundos hubiera sido mejor que llevarlos a una competición basada en el mundo real que poco tiene que ver con ellos.





La propia situación de SEGA: desde que la compañía abandonara al borde de la bancarrota la producción de hardware SEGA no ha vuelto a ser nunca la misma de antes. Al igual que su mascota, la compañía se encuentra sin rumbo, sin llegar nunca a consolidar ninguna franquicia multimillonaria, contando en su historial con aciertos como la saga Yakuza en Japón o Mario & Sonic, a la vez que cuenta con un amplio repertorio de fracasos y juegos que pasan totalmente inadvertidos.

Estos hechos han provocado que la compañía se haya visto forzada a aprovechar el tirón comercial de marcas como Sonic, tal y como ya hemos comentado en el apartado en el que hablamos de la sobreexplotación. Después de todo hay que reconocerle a SEGA que ha hecho lo que ha podido dentro de su irregular trayectoria desde que abandonara Dreamcast.



Cambios en el mercado: por último, consideramos que una de las razones clave por las que Sonic ha dejado de funcionar es que evidentemente, el mercado ha cambiado considerablemente desde que la primera entrega fuera lanzada a principios de los 90.

Los juegos de plataformas ya no venden como antes, y sólo excepciones muy puntuales como Mario han sabido conservar su éxito hasta la actualidad. Está claro que si tu género no funciona en el mercado como antes, al menos puedes intentar aprovechar el factor nostálgico y eso es algo que Nintendo, a diferencia de SEGA, ha sabido estirar hasta el límite.

1 comentarios:

  1. Existen muchas mascotas de los viejos tiempos, muchísimas, al igual que entregas que han quedado completamente en el olvido y SEGA jamás se ha planteado siquiera considerarlas, sacar nuevas aventuras de aquellas viejas estrellas y olvidarse del lustre de la generación actual para centrarse en ofrecer juegos radicales, con jugabilidad nunca vista y con todas las posibilidades que hoy en día disfrutamos.

    Sonic fue una gran mascota, tenía mucho potencial y había mucho material beta que no llegó a ser aplicado al final. Quizás empezaron a cambiar demasiado la dinámica de niveles, quizás añadieron demasiadas cosas y quizás explotaron a este personaje de mala manera, con juegos lamentables que no terminaban de encontrar un sistema de juego que enganchase al jugador. Para ser honesto, salvo contadas excepciones, el único juego que de verdad fue grande, el mejor de todos, fue el primer Sonic para la Sega Genesis, todos los demás son demasiado raros, ortopédicos o ni siquiera llegaron a lanzarse. SEGA realizó demasiados experimentos fallidos con su famosísima mascota y bueno, esto es lo que pasa.

    ResponderEliminar