Juegos On Top

19 de junio de 2015

Secciones: , , , , , , , , , ,

#E32015 | Balance general de la edición de este año

19 de junio de 2015

También te puede interesar | Recopilatorio de todos los anuncios y vídeos del E3 2015

El E3 2015 ha finalizado y se despide como una de las ediciones más épicas que se recuerdan. El anuncio del regreso de numerosos clásicos que se venían rumoreando desde hace tiempo han sido sin duda la clave de la mayor parte de las sorpresas del evento.

Pero esta edición ha supuesto sobretodo la madurez de los nuevos sistemas, especialmente Xbox One y Playstation 4. Las consolas de Microsoft y Sony han presentado un catálogo abrumador de títulos por fin exclusivos en la nueva generación: Dark Souls III, Mass Effect Andromeda, Fallout 4, Assassin's Creed Syndicate, Doom, Batman: Arkham Knight, Dishonored 2, For Honor, etc. La mayoría de estos anuncios eso sí, son compartidos con PC, que definitivamente confirma su auge como plataforma de juegos y roba una considerable cantidad de exclusivas a Xbox One y PS4.

Las principales afectadas por esta dinámica han sido lógicamente PS3 y Xbox 360, que han visto muy pocos nuevos anuncios en este E3, pero que probablemente van a seguir recibiendo juegos de cierto renombre hasta el año que viene. Nintendo tampoco se ha visto favorecida por el catálogo third party, pero como siempre, sus consolas están relativamente bien servidas gracias al catálogo exclusivo. Pasamos a repasar la actuación de las first y third parties durante este E3 2015.

Microsoft:

La compañía norteamericana ha podido presumir en este E3 de todo el apoyo de la industria y de uno de los catálogos más sólidos que podremos disfrutar en las proximas navidades. Además, ha anunciado nuevas exclusivas para su consola como ReCore y el regreso por todo lo alto de más de 30 clásicos en Rare Replay, que auguran un 2016 como mínimo al mismo nivel. Espectaculares como siempre Halo 5: Guardians y Gears of War 4, que junto a la exclusiva temporal de Rise of the Tomb Raider se convirtieron por sí sólos en el centro de la conferencia de Xbox.


A nivel de hardware Microsoft continúa asombrando con sus innovaciones con el futuro mando personalizable llamado "Elite" para Xbox One y Windows 10, así como con sus acuerdos con Oculus y sus avances con Hololens. Las gafas de realidad aumentada de la compañía tienen sin duda grandes posibilidades de revolucionar el mercado de la mano de Minecraft.

Durante este E3 también ha llegado la retrocompatibilidad a Xbox One, una medida que por fin piensa en el usuario, al no tener que gastar dos veces en el mismo juego, pero que parece llegar un tanto tarde y de forma limitada. También llega la versión Xbox del "Early Access" de Steam, otra medida que demuestra que Microsoft está haciendo un esfuerzo considerable por agradar a sus usuarios.

Entre los anuncios que hemos echado en falta durante este E3 nos encontramos el clásico acuerdo sobre betas y DLC con la saga Call of Duty, ausente durante la conferencia de Microsoft al pasar en la entrega de este año a manos de Sony. La falta de este tipo de acuerdo unido al hecho de que la compañía se ha reservado numerosos anuncios y novedades para la Gamescom (Quantum Break, Crackdown y Scalebound entre ellos) han dado la impresión de que estamos ante un E3 positivo para Xbox pero que tampoco ha significado ninguna revolución. 

Sony:

Al igual que Microsoft, Sony y su Playstation 4 han gozado este E3 de un apoyo third party incondicional, contando en este caso además con un mayor compromiso por parte de las compañías japonesas. A ello se ha sumado una conferencia histórica por parte de Sony, que prácticamente ha hecho realidad los rumores más repetidos de las últimas décadas. La compañía se ha metido en el bolsillo a la gran mayoría de los jugadores gracias al remake de Final Fantasy VII, el anuncio de Shenmue III en Kickstarter y la demostración jugable de The Last Guardian finalmente en PS4.



A ellos se han sumado espectaculares trailers de Uncharted 4, Street Fighter V y lo nuevo de Guerilla Games, Horizon: Zero Dawn. Ádemás la compañía se ha hecho por primera vez con la exclusiva temporal de la beta y el contenido DLC del próximo Call of Duty: Black Ops III, después de prácticamente una década siendo un acuerdo clásico en las consolas Xbox.

Todo ello no ha impedido que la situación a corto plazo no haya cambiado y Sony siga teniendo un catálogo navideño un tanto inferior en cuanto a exclusivas si lo comparamos con el de Microsoft. También hay que tener cuidado con muchos anuncios de juegos bajo la etiqueta "primero en Playstation", como el mismísimo remake de Final Fantasy VII, que finalmente podrían ver la luz en otras plataformas.

En la conferencia ha habido sin duda dos grandes ausentes. Por un lado, Project Morpheus, al que todavía le queda un año para salir al mercado. El dispositivo de realidad virtual de Sony ha estado presente en la feria con sus demos, pero más allá de RIGS, su protagonismo ha sido anecdótico. Parece por tanto que la compañía se está reservando los anuncios más importantes en torno a esta tecnología para la segunda mitad del año. 

Por otro lado tenemos a PS Vita, nombrada de pasada en algunos vídeos y sólo con un anuncio importante, el de World of Final Fantasy, uno de esos juegos etiquetados como "primero en Playstation". Esta nueva IP al estilo Kingdom Hearts llegará a la portátil de Sony (y a PS4), demostrando que el apoyo de Square-Enix empieza poco a poco a llegar aunque probablemente ya sea demasiado tarde.

Nintendo:

Nintendo prefirió durante este E3 mostrar sus planes a corto plazo en lugar de apostar por hablar de esperados proyectos como el futuro Zelda de Wii U. Con una notable ausencia de anuncios third party, la compañía japonesa ha demostrado en este E3 estar más descolgada que nunca de la industria.

Su evento digital ha decepcionado considerablemente a muchos fans, que incluso en ciertos foros están pidiendo la cancelación de títulos como el recién anunciado Metroid Prime: Federation Force. Su alianza con Activision Blizzard para lanzar una mezcla entre amiibo y las figuras de Skylanders tampoco parece haber convencido a nadie.

El mayor anuncio de este año ha sido sin duda Starfox Zero para Wii U, que supone el regreso de la mítica saga. Sin embargo, los vídeos mostrados también han dejado un tanto fríos a muchos usuarios tras ver el potencial gráfico de lo mostrado por PS4 y One durante la feria, o incluso en la propia Wii U con el esperado Xenoblade Chonicles X.

Nintendo centró la mayor parte de su evento digital en Nintendo 3DS, que parece seguir siendo la plataforma mas sana de la compañía y casi la única portátil con vida en estos momentos. Nuevo Zelda, spin-off de Animal Crossing, port de Hyrule Warriors y por fin los primeros trailers occidentales de Yo-kai Watch y Fire Emblem Fates. Todo ello asegura una vez más una larga vida a la consola pese a no haber recibido anuncios fuera del evento digital de Nintendo.

La situación parece más difícil para Wii U. Pese a contar exclusivas interesantes para este año como el mencionado Xenoblade Chronicles X o Super Mario Maker y anuncios como Animal Crossing: Amiibo Festival o Mario Tennis: Ultra Smash, todo parece indicar que la compañía ha entrado en un modo que nos resulta familiar de las etapas de Nintendo 64 y Gamecube. Es decir, hacer lo mínimo para sobrevivir hasta el siguiente sistema y apoyarse en lo que más movimiento está generando ahora mismo, en este caso, Nintendo 3DS y los amiibo.

Pese a ello, tal y como había prometido con anterioridad, la compañía ha preferido no hablar aún de NX, su próximo sistema, ni tampoco de sus juegos para móviles. Además, el que debería ser el título estrella de la compañía en Wii U, el nuevo Zelda, continúa de momento en desarrollo en exclusiva para la consola. Esto al menos asegura todo el protagonismo para su actual sistema de sobremesa, que esperamos, reciba nuevos anuncios interesantes en los próximos eventos de la compañía.

Otras compañías:

Si hubiera que destacar una compañía que ha salido reforzada de este E3 2015 esa es sin duda Square-Enix. No sólo ha tenido su propia conferencia, que ha resultado sorprendentemente ser de las mejores de todo el evento, sino que ha demostrado que ha alcanzado al fin el equilibrio entre su rama occidental y la oriental, afianzando su compromiso con los sistemas tradicionales de juego en una era en la que todo parece tender hacia los smartphones.

La compañía japonesa ha tenido juegos para todos los gustos, con lanzamientos con gran potencial de ventas en occidente como Just Cause 3, Hitman, Rise of the Tomb Raider y Deus Ex: Mankind Divided, y al mismo tiempo ha mostrado juegos japoneses de gran calibre como el remake de Final Fantasy VII, Kingdom Hearts 3, World of Final Fantasy, Star Ocean 5 o el nuevo JRPG aún pendiente de desvelar. Todo ello aún guardándose en la recámara su otro título estrella: Final Fantasy XV.



Por el lado occidental probablemente Bethesda ha sido la mayor revelación del E3 gracias a su conferencia propia en la que mostró Doom, Fallout 4 y Dishonored 2. Electronic Arts ha sido otra de las compañías que ha estado a la altura, mostrando su habitual arsenal de títulos deportivos y esperadas secuelas como Mass Effect Andromeda, Mirror's Edge Catalyst o Need for Speed. Ubisoft tampoco ha decepcionado con su nueva IP For Honor, su habitual Assassin's Creed y su compendio de juegos basados en licencias de Tom Clancy, con el que la compañía confirma su apuesta por la acción.

Compañías como Activision-Blizzard no realizaron grandes anuncios pese a su espectacular trailer de Call of Duty: Black Ops III o la nueva expansión de Destiny, y otras como Take-Two Interactive estuvieron bastante ausentes durante el evento, cediendo protagonismo a otras más nuevas en el sector como Warner Bros. y su espectacular Batman. Entre las compañías japonesas, sólo Bandai Namco (Dark Souls III) y en menor medida Atlus (Persona 5), Konami (Metal Gear Solid V) y Capcom (Street Fighter V) tuvieron también su parte de protagonismo.


0 comentarios:

Publicar un comentario