EA obtiene beneficios en el último trimestre y retrasa Battlefield: Hardline y Dragon Age Inquisition

Electronic Arts ha presentado hoy sus resultados financieros correspondientes al último trimestre, en el que la compañía ha experimentado aumentos importantes en las ventas y beneficios respecto al periodo anterior. Según informa Gamesindustry el principal motivo de esta mejora se trata del lanzamiento de Titanfall en PC y las consolas de Microsoft.

Sin embargo no todas las noticias por parte de la compañía han sido positivas en su informe puesto que han aprovechado para anunciar el retraso de dos de sus títulos más importantes para este 2014, Dragon Age Inquisition y Battlefield Hardline.

En el caso del primero de ellos, parece que al menos no se perderá la campaña navideña puesto que la nueva fecha de lanzamiento es el 18 de Noviembre. Sin embargo la situación parece más complicada para Battlefield Hardline, un título muy esperado y una de las grandes estrellas de la compañía para este año. De momento EA lo ha retrasado sin fecha determinada para el primer cuarto de 2015 con lo que podría acabar dando vía libre a Call of Duty: Advance Warfare para dominar una vez más el mercado de los shooters de acción en Navidad.

Aunque la compañía no ha concretado explicaciones, el retraso de Battlefield: Hardline puede estar estrechamente ligado a la polémica vivida el año anterior con la cuarta entrega de la saga, la cual fue duramente criticada por salir a la venta con multitud de errores por cumplir con la fecha de lanzamiento establecida.

Comentarios

Trastero Gameplays